PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Lo que nos depara el futuro: las nuevas profesiones

Manuela Sánchez Gómez Camino a tu destino
31 Jul 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1407-cd-las-nuevas-profesionesLa semana pasada hablábamos de los MOOCs, como un fenómeno reciente que hace algunos años era impensable. Del mismo modo el mercado laboral también evoluciona a un ritmo vertiginoso, las empresas cada día demandan perfiles más novedosos, personas con gran capacidad de innovación. En unos años se demandaran profesiones que ahora ni existen.

El pasado mes de enero tuvo lugar la presentación del informe de la consultora McKinsey en el think tank Bruegel, tiene tiene sede en Bruselas. En este estudio se analizaba la situación laboral de los jóvenes, las necesidades de las empresas y los centros de formación en ocho países europeos.

El informe identifica las razones por las cuales en España nos cuesta adaptarnos a las nuevas demandas:

  1. El estigma de la formación profesional. En nuestro país la formación profesional se considera de un nivel inferior. Esto choca con el hecho de que más del 75% de los universitarios encuestados consideraban que esta era más útil que un grado o licenciatura a la hora de obtener un empleo. Los estudiantes de formación profesional tienen un conocimiento práctico muy valorado en el extranjero, pero en nuestro país siguen existiendo algunas reticencias en cuento a su aptitud.
  2. Otro aspecto que me llamo la atención fue la alusión a las prácticas. En otros países como Bélgica o Francia las prácticas durante la etapa universitaria son muy comunes entre los estudiantes. Sin embargo, en nuestro país tan solo el 53% de los universitarios realizan prácticas durante su formación.1407-cd-las-nuevas-profesiones-dos

McKinsey afirma el 40% de los empresarios no encuentran entre sus candidatos a los perfiles que desean para sus empresas. El quid de la cuestión se centraba en argumentar que los centros educativos no están enseñando a los alumnos lo que deberían aprender.

El estudio también muestra las profesiones del futuro, algunas de las cuales ya están empezando a despuntar.
Profesiones que hace unos años ni siquiera imaginábamos, como desarrollador de apps, responsable de comercio online, experto en SEO, y programador web. La mayoría como podemos observar están relacionadas con las nuevas tecnologías y la necesidad de que las empresas y particulares hagan eso de ellas. También tendrán un papel importante en el mercado laboral las relacionadas con la economía sostenible y el uso responsable de los recursos naturales.

Las universidades tiene la oportunidad en los años venideros de desarrollar programas que se adapten a las necesidades del mercado, evaluando que es lo que requieren las empresas y dotando a los estudiantes de habilidades que son valoradas positivamente.


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Manuela Sánchez Gómez (@manuela_sg), es estudiante de Derecho y Ciencias Políticas.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Manuela Sánchez Gómez

Manuela Sánchez Gómez

Práctica, Embajada de España en Bélgica - Consejería de Educación

Hola Marta, gracias por tu comentario! Yo creo que las dos opciones que planteas tienen beneficios: las carreras actuales permiten un conocimiento amplio y general, y la formación destinada a 'aspectos pequeños' es más específica, lo que permiten desarrollar habilidades más concretas. En mi opinión, especializarse en un área, ya sea desarrollar apps, ser experto en comercio online... puede traer muchos beneficios tanto para las empresas como para las personas. Saludos!
Marta Alvarez de Linera Alperi
Hola manuela! Hay una cosa en la que no estoy de acuerdo. De verdad crees que favorecerá esto el desarrollo? O mas bien contribuirá al desempleo de muchos? Quiero decir que si aparecen carreras dedicadas a tan pequeñas cosas, no llegará un momento en que las empresas dejarán de interesarse por un ingeniero, por ejemplo, para centrarse en alguien que se dedique solo a eso?
Sergio Gómez
Me ha gustado mucho el post, felicidades. Yo creo que hay profesiones que están evolucionando a un ritmo vertiginoso, por ejemplo la fotografía y el diseño gráfico.
Publicidad