Post
anterior
Siguiente
Post

Lo que nos mueve el 8 de marzo

Igualdad entre hombres y mujeres Blog de feminismo de Womenalia
23 Feb. 2018 0 comentarios

blogs_image_post_detail

¿Qué nos mueve el 8 de marzo?

 
Un día en el que tendrán lugar multitud de actos conemorativos, ¡descúbrelos! Este día se presenta como una nueva oportunidad para las mujeres. 
 
Una nueva oportunidad para visibilizar que en el Día Internacional de la Mujer, queda aún mucho por hacer, pero que estamos en el camino, que el movimiento se demuestra andando y que, por supuesto, es #MásFácilJuntas 
 
¿Por qué marzo?
 
Todo comenzó cuando un 8 de marzo de 1857, un grupo de trabajadoras textiles decidió salir a las calles de Nueva York para protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban.
 
 Womens March
 
En 1910, y en el marco del II Encuentro Internacional de Mujeres Socialistas celebrado en Copenhague, se decidió proclamar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Detrás de esta iniciativa estaban defensoras de los derechos de las mujeres como Clara Zetkin o Rosa Luxemburgo. El día no lo cerraron, pero el mes sí: marzo.
 
En marzo también, pero en 1911, se incendió la fábrica de camisas Shirtwaist de Nueva York. Un total de 123 mujeres y 23 hombres murieron. Las escasas condiciones laborales en las que se encontraban saltaron a la luz.
 
Y, fue entonces, en el mismo mes de marzo de 1911, cuando se celebró por primera vez el Día de la Mujer en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. El Día de una mujer que reclamaba su derecho a votar, a trabajar con un mínimo de condiciones laborales, a tener presencia pública, a no ser discriminada, a volver a ser visible, a tener voz.
 
En 1975, la ONU institucionalizó el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, una fecha reconocida para "conmemorar la lucha de la mujer por su participación en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona".
 
Pero, ¿por qué ahora hablamos de consumos y cuidados?
 
La convocatoria no sólo incide en cuestiones laborales, va mucho más allá. Se necesita un cambio a todos los niveles, un punto de inflexión que nos lleve a alcanzar mayor efectividad y firmeza contra todo tipo de desigualdades. 
 
 
Y ¿por qué todo esto?
 
 
- Porque, según la OCDE, el 58% de los universitarios son mujeres.
 
- Porque, según Eurostat, sólo el 37% de mujeres ostentan en la actualidad puestos directivos y en la actualidad 18 empresas públicas no tienen ninguna mujer en sus consejos de administración.
 
- Porque, según un informe de CCOO, el promedio de mujeres en los consejos de dirección del Ibex 35 es de 19,5%.
 
- Porque, según el INE, la brecha salarial entre hombres y mujeres es del 14,9%. Sin embargo; si añadimos al salario base otros conceptos retributivos, al final de año, las trabajadoras españolas cobran un 22,9% menos por hora bruta que sus compañeros masculinos.
 
- Porque el 18,2% de las mujeres tienen ingresos menores del salario mínimo.
 
- Porque según el informe de CCOO “La brecha salarial factor de quiebra democrática” el 75% de los asalariados a tiempo parcial son mujeres.
 
- Porque, únicamente el 2% de hombres con jornada reducida es por cuidados de menores y personas ancianas.
 
- Porque, según el estudio realizado por Boston Consulting Group y Harvard Business Review de 2015, las mujeres deciden el 70% del total de las compras y las marcas han decidido por nosotras: parece que estamos dispuestas a pagar más por nuestro cuidado personal.
 
- Porque, según UGT, la pensión contributiva de las mujeres es un 37% inferior a la de los hombres. Más de 1,5 millones de mujeres perciben pensiones por debajo de los 500€. 
 
- Porque no hace ni un mes, en España una agencia de publicidad negaba un empleo a una mujer porque "no es hombre para aguantar el ritmo".
 
- Porque, según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad, en 2017 fueron asesinadas 49 mujeres, de las cuales 11 ya habían presentado denuncia por malos tratos.
 
 
Porque, ¿hacen falta más razones?
 
 
 
¿Y para cuándo el Día Internacional del Hombre?
 
Hay quien sigue preguntándose esto. Aunque quizás la pregunta ideal sería ¿y si llegara el día en que pudiéramos celebrar que, por fin, trabajamos en la misma dirección por alcanzar una igualdad que nos beneficia a hombres y mujeres?   
 
El 8 de marzo se presenta como una nueva gran oportunidad para las mujeres y para los hombres que nos acompañan, porque alcanzar las mismas oportunidades en el plano profesional y personal es nuestra responsabilidad, también la de ellos.
 
Ambos nuevos modelos, el femenino y el masculino, son necesarios e importantes de la misma forma para conseguir una sociedad verdaderamente igualitaria. 
 
La mujer ha salido de la casa, pero ahora queda que el hombre entre también en el ámbito del hogar y, por supuesto que nosotras les dejemos entrar, ¿o no?
Publicidad
Publicidad