PREVIOUS_POST

Adolescencia y confinamiento

Sara Garrido asesoria pymes
23 Apr 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El reciente estado de alarma provocado por la pandemia del coronavirus ha dejado claro que los adolescentes son los grandes olvidados. El confinamiento evita que salgamos a la calle salvo en unas condiciones muy particulares pero, los adolescentes no pueden salir en ninguna de estas situaciones.

Ahora bien, ¿cómo gestionan los adolescentes el confinamiento? ¿Cómo es su sistema emocional? La adolescencia es una de las etapas más difíciles de gestionar por los padres debido a los múltiples cambios hormonales que sufren los jóvenes.

La falta de madurez se une a numerosos impulsos y capacidades nuevas, lo que suele provocar numerosas situaciones que debemos saber llevar. Esto, unido al confinamiento provoca que tengamos problemas a la hora de gestionar nuevos comportamientos o actitudes derivados de esta situación tan anómala.

Por desgracia, no tenemos una guía de adolescentes en confinamiento que nos ayude a analizar la situación y tomar las mejores decisiones para su educación pero si tenemos información valiosa para ayudar a entender cómo se sienten.

Establecer rutinas

Un punto muy importante a la hora de lidiar con adolescentes durante el confinamiento es continuar con las rutinas antiguas o establecer unas rutinas nuevas. Es habitual ver a muchos adolescentes acostarse muy tarde viendo series o chateando con amigos, levantándose tarde por las mañanas.

Esto supone un problema para su comportamiento y genera situaciones incómodas que afectan a su rendimiento escolar y a su manera de afrontar el confinamiento. Es ideal establecer unas rutinas de trabajo para no perder el ritmo e intentar que se cumplan, con excepción de los fines de semana.

Pregunta e infórmate de sus trabajos y obligaciones e intenta que lleve un ritmo adecuado para el estudio, así mejorará su actitud de cara al confinamiento.

Clima familiar positivo

Un clima familiar positivo nos ayudará a sobrellevar mejor la situación a nosotros y a cualquier miembro de la familia. Hacer cosas en familia, pasar tiempo juntos, jugar a juegos de mesa, etc. Todo esto provocará un clima familiar positivo que derivará en una mejora de la situación en casa para lidiar con el confinamiento.

Un consejo básico que suelen dar los expertos en psicología durante la adolescencia es no forzar estas situaciones con ellos. Ellos mismos deben ver cómo el clima es positivo para unirse y disfrutar en familia, sin forzar la situación ya que de otra forma lo verán como algo negativo y afectará a su percepción.

Dejarles su espacio

Intentaremos no invadir su espacio para que no se vean agobiados por el confinamiento. Para ello, es importante no molestarlos en repetidas ocasiones ni intentar invadir su intimidad. Les dejaremos espacio e intentaremos hablar con ellos para que nos cuenten como llevan la situación de confinamiento poco a poco, sin agobiarles.

Comunicación

Es importante dejarles hablar a ellos y escuchar sus preocupaciones derivadas del estudio, situación, amistades, pareja, etc. Comunicarnos es básico para que haya una buena relación y aumenta la confianza entre padres e hijos, aún más en la adolescencia, una etapa crítica en la educación de cualquier persona.

Publicidad
Publicidad