PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Es verdad la verdad

CECILIA RODRIGUEZ Aprendiendo a vivir
9 Jun 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Todos de una forma u otra siempre estamos tras la búsqueda de la verdad. Pero… ¿Qué es en realidad la verdad?

Estamos acostumbrados a decir que algo es verdad, porque nos enseñaron que eso es verdad. Nunca se nos ha puesto a buscar por nosotros mismos la verdad de las cosas, y hemos aceptado que algo es verdad o no porque así nos lo enseñaron nuestros mayores.

Recuerdo que muchas veces cuando preguntaba porque algo era de una forma, solamente me decían: “porque yo lo digo y punto” y no había derecho a réplica.

¿Alguna vez has buscado la verdad?

Siempre desde pequeña busqué el por qué de las cosas, siempre quise saber por qué algo era verdad o mentira. En esa búsqueda encontré que muchas cosas que me decían resultaban ser mentiras, como por ejemplo el hacerle creer a los niños que los juguetes en navidad se los dejaba en el árbol el Niño Jesús.

Que decepción tan grande cuando tuve que descubrir la verdad, cuando tuve que ver que no llegó mi esperado regalo porque mis padres no tenían como comprarlo. Así con el pasar del tiempo comenzaron a surgir muchas verdades, las cuales me ayudaron a crecer y a entender las cosas de la vida.

Sé que muchas personas han tenido que descubrir que la mayoría de las verdades con las cuales crecieron, resultaron ser mentiras. A unos les ha decepcionado más que a otras, pero la realidad es que lo que se creía era una verdad, no lo era.

Mi verdad no es la tuya

Con el tiempo y a medida que vas creciendo e interactuando con los demás, te puedes dar cuenta que lo que es considerado una verdad para muchos para ti no lo es. Esto lo llegas a comprender en todos los ámbitos de tu vida y en la medida que te vas desarrollando, ya que de acuerdo a la conveniencia que una verdad represente para ti, la tomarás como cierta o no.

Para unos es una verdad que aunque no lo hayan visto Dios existe, pero para otros no, pues no lo han visto. Es así como la verdad depende de quien la crea o la exprese. Así, lo que para mí en verdad es color azul, para ti puede ser color negro, porque quien dijo que en verdad el color azul lo es o que el color negro lo es. Todo llega a depender del punto de vista que tenga cada quien.

Viéndolo desde mi punto de vista, la verdad es algo que no tiene concordancia con muchas cosas. Es por eso que lo que es una verdad para mí, para muchos otros no lo es, lo cual no quiere decir que ambos estemos mintiendo, pues es solamente que tenemos diferentes puntos de vista.

Cuando usamos la mentira como una verdad

En ocasiones para tener una ventaja ante una circunstancia determinada usamos o aceptamos una mentira como verdad, sin darnos cuenta que simplemente estamos reafirmando que esa es una gran mentira que nos está ayudando en nuestra creencia de lograr un objetivo que siempre hemos querido alcanzar.

El dicho dice que “la mentira tiene patas cortas” y la verdad siempre sale a relucir, aunque puede ser que esa mentira pueda convertirse en una gran verdad.  Por ejemplo, puede llegar a suceder que en tu sitio de trabajo alguien te postule para un cargo para el cual no estás preparado y miente al decir que eres el mejor, por lo cual consigues llegar al escalafón que siempre quisiste.

En este caso pueden pasar dos cosas, o se descubre que en verdad no sirves para ocupar el cargo al que llegaste gracias a la mentira, o por el contrario, resulta que llegas a ser el mejor en tu desempeño, ya sea porque te preparas para eso o simplemente porque descubres que puedes hacerlo pero tenías miedo de enfrentar la responsabilidad.

Siempre debes creer en ti

No importa cuál pueda ser la verdad de los demás, simplemente debes creer en ti y en tus facultades para enfrentar tanto tu verdad como la de los otros.

Publicidad
Publicidad