PREVIOUS_POST

Las personas no se van de las empresas sino de sus jefes.

Begoña Jimenez Sierra Algo dulce para cenar
26 Mar 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail
Los jefes...es verdad, las personas no se van de las empresas, se van de sus jefes.....

No siempre se quiere decir con esto que hayas tenido problemas con ellos sino todo lo contrario, los jefes en su mayoría ( así quiero trasmitirlo)  te pueden y te tratan bien.Hacen lo que pueden cada día en sus empresas, en sus puestos y con "su gente" para mantener la operativa productiva creyendo en lo que hacen y trasmitiendo una forma de hacer las cosas pero... aquí viene el pero....

pero son jefes y no líderes...

.... líderes esos que “reman” junto con su gente y que saben trasmitir seguridad y aportar valor a cada miembro de forma única y teniendo siempre en cuenta la genuinidad de cada miembro de su equipo.

Es muy difícil encontrar en el mundo profesional gente así, es decir, líderes.

Si.....si,  se usa mucho el término pero la realidad es que no son mayoría y la mayoría de las empresas fallan en la forma de detectar y promocionar personal para estos perfiles.

Por norma se promocionan buenos técnicos y por excepción personas que pasa el tiempo y sigues sin identificar el motivo de su nuevo rol :)

Estas personas no tienen por qué tener las habilidades y competencias necesarias para asumir/desarrollar el nuevo rol además de un tiempo suficiente y razonable para poder adquirirlas, desarrollarlas y empezar a liderar equipos. Sin olvidar que no todos hemos nacidos ni estamos predispuestos para asumir ese rol.

Así que, al final, se "pierde" un buen técnico y se "gana” un jefe que no sólo no motiva, sino que lo que es peor, desmotiva.

Cuando trabajamos junto a nuestros jefes/líderes en nuestras empresas hay 3 esenciales que necesitamos cada individuo para autorrealizarnos y mostrar nuestro máximo potencial:

1- Las personas necesitamos estar satisfechas en nuestro trabajo.

2- Las personas necesitamos utilizar nuestras competencias y habilidades para aportar y plantear soluciones, y no para repetir procesos sin espacio para nuestras aportaciones.

3- Las personas necesitamos comunicarnos y eso es algo que siempre es bidireccional.

Por lo tanto las filosofías de la aceptación, muy extendidas por otra parte,  son la forma mas natural de desmotivar y alejar a las personas de un fin común y una visión de equipo y de empresa.  

En planificaciones,reuniones y demás invitar a los miembros como meros espectadores donde se 'informan' de lo que se va hacer sin esperar nada más que aceptación alejan bastante a la persona de su jefe y a su jefe de ser líder.

Porque no hay peor penalización para el trabajo y la integración en un equipo y/o empresa que el hecho de que las personas que forman parte del mismo o de la misma no se sientan escuchadas, comprendidas y partes activas dentro de esa entidad.....y con esta perspectiva es muy difícil hablar de compromiso, motivación y desarrollo de talento.

Y no nos engañemos, la imagen que se recibe y aportamos de toda política corporativa en nuestro día a día,  viene dada por nuestra relación diaria con nuestros compañeros de trabajo y nuestros jefes.....por este motivo....las personas no se van de las empresas, se van de sus jefes.

@Los jefes...es verdad, las personas no se van de las empresas, se van de sus jefes.

Publicidad
Publicidad