Post
anterior
Siguiente
Post

Quiero ser Alguien en la Vida

Sandra González Adiós amargura, Hola felicidad
28 Abr 2015 0 comentarios

blogs_image_post_detail

- Sandra, quiero aclarar mis metas, evolucionar profesionalmente y "ser alguien" en mi sector.

Esta es una frase que oigo repetir a numerosas personas en mi consulta, y que enciende todas mis alarmas.

Pues cuando una persona me dice que quiere llegar a ser alguien, es probablemente porque no se siente aún lo "suficientemente alguien".

La mayoría me dice: "- No, no es que no me valore, es sólo que quiero ser más, que lo que soy ahora". Y de nuevo, se encienden todas mis alarmas. 

La verdad, no deja de sorprenderme la facilidad con la que nuestros conflictos internos, ¡nos pasan desapercibidos! :)

¿Por qué te cuento todo esto? 

Primero porque es más común de lo que imaginas, y puede ser que a ti también te pase algo similar, aunque no lo hayas detectado aún.

Verás, nos han educando para que estemos constantemente valorándonos en referencia externa, esto hace que tengas la tendencia de compararte constantemente con los demás. Incluso, cuando por fin consigues ser la mejor en algo, acabas por compararte con algún ideal inalcanzable que te limita a la hora de sentirte satisfecha contigo misma.

¿Cuál es el resultado? Una búsqueda interminable de resultados y metas para:

  • sentirte mejor,
  • sentirte más valorada,
  • demostrar lo que vales,
  • sentirte válida,
  • estar satisfecha con tu identidad (perso y/o profesional)

El problema de mantener esta forma de verme en el mundo en referencia externa, es que siempre habrá alguien que haga algo mejor que yo (también quién lo haga peor).

Hagas lo que hagas, no conseguirás rellenar ese vacío interno, porque ningún logro, trabajo, o premio puede sustituir tu propia estima hacia ti misma.

Este es el punto, esta es la clave: comprender que ese vacío no puede llenarse con factores externos, sino asumiendo que ya eres maravillosa y perfecta tal y como Eres.

Al fin y al cabo, eres un ser humano único, por tanto incomparable, y por tanto también con un valor incalculable e innegociable, simplemente por el mero hecho de Ser.

Cuando integras y comprendes esto (y bueno... lleva su tiempo porque es todo un proceso), te liberas. Es decir, te conviertes en una persona libre, porque ya no haces las cosas para conseguir sentirte bien o mejor, sino por disfrute, por el puro placer de experimentar nuevas situaciones y retos.

Eso es libertad. Eso es Ser :)

Un fuerte abrazo!!

Sandra.

Publicidad
Publicidad
  • Con la colaboración de:
  •  logo-evo
  • Descarga nuestra APP:
  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play