Post
anterior
Siguiente
Post

No se trata de hacer las cosas bien

Sandra González Adiós amargura, Hola felicidad
22 Abr. 2015 0 comentarios

blogs_image_post_detail

- "Debo hacer las cosas bien"

Si, esta curiosa idea es la fuente principal de numerosos sentimientos desagradables como por ejemplo: la culpa.

Piénsalo, ¿qué te hace sentirte culpable realmente? La idea de que no has conseguido hacer las cosas "bien".

Puede ser que te culpes porque no has obrado bien con esa persona que te importa, o porque no has dado tu opinión cuando tuviste la oportunidad, porque no has hecho lo que se esperaba de ti, porque has cometido un error, etc.

El caso es que, si te fijas, la culpa tiene mucho que ver con esta idea: "hacer las cosas bien".

Ahora bien, la pregunta que te hago es la siguiente: ¿por qué hay que hacer las cosas bien? ¿quién lo decidió así? ¿de dónde hemos sacado esta idea? Y lo más importante, ¿para qué cargarse con una idea como ésta que, si o si, no vamos a poder sostener en todos los casos?

Y es que, estarás de acuerdo conmigo en que, es imposible hacer siempre las cosas bien. Siempre habrá "algo más que podría haber hecho", "algo a mejorar", "algo que criticar", "algún momento en que meta la pata sin querer". Es algo inevitable, ¿verdad?

Es más, hacer las cosas "mal" es la manera que tenemos de aprender, y el camino hacia el crecimiento personal y nuestro propio desarrollo como especie.

¿Qué hacen los científicos para investigar y hacer nuevos descubrimientos? Meter la pata, ¡jejejeje!!! Hacen pruebas y más pruebas, hasta dar con la acción correcta, el resultado correcto, o la fórmula correcta. En eso consiste la evolución, el desarrollo.

Entonces, ¿de dónde hemos sacado esta idea de "tengo que hacer las cosas bien, de lo contrario, tengo que sentirme culpable"? Tengo una opinión al respecto, pero para poder explicártela necesitaría mucho más que unas líneas, por eso, lo único que pretendo con este post es que simplemente te cuestiones esta idea:

¿De verdad tienes que hacer las cosas bien? 

¿A esto se reduce la vida, el trabajo, y las relaciones inter-personales? ¿a hacerlo todo bien?

No sé a ti, pero a mi esta idea me parece, cada día, más absurda. Y además empieza a aburrirme, literalmente.

En su lugar, prefiero acoger esta otra idea: "De lo que se trata es de experimentar."

Con esta idea, no sólo puedo permitirme cometer errores, sino que además, al eliminar el factor culpa de mi interior, puedo conectarme con mi verdadero Yo.

Esa parte de mi, que quiere experimentar cosas nuevas, descubrir, expandirse, explorar y ser ella misma, por encima de los condicionamientos sin sentido que he ido integrando desde mi más tierna infancia.

Recuerda esto cuando te sientas culpable:

- "No se trata de hacer las cosas bien, se trata de experimentar, y aprender de los errores. Sin error, no hay aprendizaje, no hay desarrollo, no hay evolución".

Un abrazo!

Sandra.

Publicidad
Publicidad
  • Con la colaboración de:
  •  logo-evo
  • Descarga nuestra APP:
  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play