NEXT_POST

SER una mujer exitosa

Irais De Lamadrid Acción Mujer
2 May 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

 “Me pinto a mí misma, porque soy a quién mejor conozco”

Frida Kahlo


¿Cuántas veces nos hemos preguntado en qué consiste el éxito de una MUJER?, ¿Será que tengo lo necesario?,  ¿Eso es para mí?, ¿Nací con ello?...

La realidad,  es que probablemente, ninguna de estas preguntas, tengan una respuesta universal que sea social, científica y políticamente aceptada por todos, sin embargo,  SER MUJER, es un éxito en sí mismo, como lo es ser un hombre,  partiendo desde idea de género, como lo es ser un animal o una cosa.

Pero entonces, ¿Qué nos distingue?, ¿Cuál es la diferencia que nos coloca en una posición distinta respecto “al resto”?

La respuesta es sencilla, SER mujer, ya sea por nacimiento o por elección, es un privilegio que nos dota de múltiples capacidades, sensaciones, emociones y deseos. Ser mujer, dentro de este contexto, es sinónimo de posibilidad infinita.

No es la pretensión hablar de feminismo, ni de una postura de superioridad de género,  pues entonces, estaríamos poniendo en entredicho, que existe un ser “superior al resto”; tampoco lo es hablar de igualdad, para ello prefiero utilizar el término equidad de género, que crea una distinción respecto a hombres y mujeres, desde una perspectiva de derechos y obligaciones.

Históricamente, el éxito de una mujer ha radicado en la maternidad, también, en algunas sociedades actuales, aún predomina la idea de éxito femenino, como sinónimo de esposa abnegada, sin derechos pero con una gran cantidad de obligaciones. Lo que también es cierto, es que muchas sociedades han luchado por una transformación de equidad;  ahora, también el éxito de una mujer en muchos lugares del planeta, consiste en su desarrollo profesional, en la capacidad que tenga de crecer en un contexto educativo y de carrera,  que la provea de satisfacción,  estabilidad y progresión financiera, sin embargo,  sea cual sea la elección que cada mujer tenga, existen una gran cantidad de precios a pagar, pero también de recompensas.

No se trata de juzgar las decisiones entre unas y otras, conozco mujeres exitosas  que han elegido ser madres, algunas solteras, otras con una pareja a su lado, amas de casa o mujeres trabajadoras que buscan incansablemente sacar adelante a sus hijos;  conozco también mujeres exitosas, que han optado por su desarrollo profesional y de carrera, que son líderes de grandes empresas y equipos de trabajo, con hijos o sin hijos, con pareja o sin ella,  porque SER una mujer,  una mujer exitosa, es una elección de vida, no es una etiqueta social que nos someta a “tener que” cumplir con una tarea. Ser una mujer exitosa, es eso, elegir, es comprometerse consigo misma, con sus sueños, con sus objetivos, con sus ideales y sus valores.

Ser una mujer exitosa, es respetarse, amarse por sobre todas las cosas, creer y confiar en sí misma, ser auténtica,  no luchar contra sí misma;  es aceptarse y tener la capacidad de enfrentarse a lo que cree que el mundo espera de ella, es hacer lo que quiere, lo que desea, lo que sueña; es hacer crecer sus alas, es ser libre para simplemente volar, sea cual sea el destino que haya elegido

Solo te resta disfrutar el viaje...

Publicidad
Publicidad