Post
anterior
Siguiente
Post

Vendimia

Eva Zorzano Zorzano A escala humana
23 Oct. 2014 0 comentarios

blogs_image_post_detail

1410-aeh-vendimia

Estamos a punto de terminar octubre y la vendimia en La Rioja se dará por cerrada estos días, tras un mes de preocupación, trabajo, observación, control... y también, de celebración.

Hay una tradición aquí en mi tierra de celebrar la vendimia que poco a poco parece que se va perdiendo, pero que deberíamos mantener y ensalzar. Se trata de un trabajo duro el de vendimiar, pero es un trabajo que siempre se ha realizado en familia y se ha celebrado. La vendimia era un motivo para reunirse los familiares aunque ya no viviesen aquí, preparar y organizar el trabajo y juntarse después todos y hacer de todo ello una fiesta.

Después de un año de trabajos, desvelos, cuidados y espera, con un poco de suerte esos frutos estarán sanos y en su punto y todo el esfuerzo se verá recompensado y eso siempre ha sido motivo de celebración.


También te puede interesar...


Cierto es que ya, por la mecanización del trabajo en muchos de los casos, la vendimia no requiere el trabajo de tanta gente. Ya no se reúnen muchas familias en los fines de semana como antes a vendimiar y con ello se ha perdido ese encuentro tan tradicional y único en el año.

Pero me sigue pareciendo una idea genial esa de "celebrar el trabajo". De pura sencillez, la idea es fantástica. No puede haber nada más sano y gratificante que darte una buena fiesta después de trabajar duro y recoger el fruto de tus esfuerzos y preocupaciones de todo un año.

Y estos días, mientras la locura de la vendimia ocupa y preocupa a muchos a mi alrededor, leo muchos debates en las redes sociales y comento con otros compañeros, todos arquitectos, la debacle de nuestra profesión, un trabajo creativo, edificante y complejo que, no solo por la falta de trabajo, sino por la falta de valoración, y de prestigio se ha convertido en un trabajo a defender. No hablemos ya de celebrar...

También sé que no es un caso aislado, no somos los arquitectos el ombligo de la sociedad: periodistas, profesores, investigadores... son muchas las profesiones que se sienten, en estos días confusos, malogradas y mal valoradas. Y el trabajo de todos ellos parece que haya perdido su 1410-aeh-vendimia-dosimportancia y su influencia en la sociedad.

Por otro lado, el trabajo sí que vuelve a ser en muchos casos motivo de celebración, para el que lo consigue después de mucho tiempo, para quien consigue su primer empleo después de formarse largamente... El trabajo se celebra, no por su prestigio o recompensa, por su escasez y su poca calidad en general.

Pero me quedo con lo que comenzaba, con celebrar el esfuerzo y el trabajo, entregarnos a ello y poner todo de nuestra parte para que nuestro trabajo merezca recompensa y, ¿por qué no? Una fiesta.

Que trabajéis duro esta semana y que lo celebréis. Yo voy a hacer ambas cosas, y os invito a celebrarlo con un vino, como haré yo.

¡Feliz semana womenali@s!


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Eva Zorzano (@evazzm), arquitecto

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad
  • Con la colaboración de:
  •  logo-evo
  • Descarga nuestra APP:
  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play