PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Proyectos “de premio”

Eva Zorzano Zorzano A escala humana
16 May 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Llevo leídos los últimos días muchos artículos, tuits, críticas y comentarios sobre el recientemente anunciado Premio Príncipe de Asturias de las Artes para el arquitecto Frank O. Gehry.

Desde que la semana pasada se hiciera público el premio, el debate está servido. Para los que no han tolerado nunca el deconstructivismo, este honor para el americano es una aberración, lo mismo que para muchos compañeros arquitectos que consideran que lo que hace puede ser juzgado más o menos duramente, pero nunca como arquitectura.

No pretendo meterme aquí en ese debate (charco enorme), pero no podía dejar pasar la oportunidad de escribir sobre lo que yo pienso que, más allá de la crítica sobre su obra, es indiscutible sobre su trabajo y sobre los resultados que ha conseguido en su carrera.

Partiendo de sus obras más significativas, para mí, hay 3 puntos de la trayectoria de Frank Gehry que son extrapolables a cualquier otro trabajo, y son grandes logros del californiano:

1. Ha hecho una marca internacional de sí mismo.

Museo Guggenheim de Bilbao. Para mí la prueba clara de que la arquitectura y el planeamiento urbano pueden ser suficientes herramientas para regenerar la ciudad. Claro, que no atribuyo yo todo el mérito al nuevo Príncipe de Asturias, porque creo que lo más importante en esa genial regeneración que Bilbao vivió con la construcción del museo fue la apuesta decidida y valiente de sus administradores y promotores. El hecho de que la Fundación Guggenheim apostase por Bilbao fue fundamental, pero yo me pregunto si otro edificio, de cualquier otro arquitecto hubiese conseguido los mismos resultados que este "Gehry". Porque para entonces Gehry era ya una marca reconocida y reconocible, y sus controvertidas curvas a base de piezas de titanio eran garantía de atracción y visitas.

1405-aeh-proyectos-de-premio

2. Los proyectos defendidos y gestionados con convencimiento salen adelante.

"Fred y Ginger", un edificio "danzante" que proyectó y construyó hace ya veinte años en Praga, que hizo correr ríos de tinta en críticas en aquella ciudad y marcó un antes y un después para los habitantes de un barrio clásico y patrimonial. Su imagen y la fuerza de sus fachadas consiguen sin duda ser un referente y nuevo hito en la ciudad. En este caso, la polémica durante construcción consiguió aunar esfuerzos y opiniones en torno al proyecto para llevarlo a fin con éxito.

1405-aeh-proyectos-de-premio-dos

3. No hay proyecto pequeño ni trabajo menor

Una Bodega en Elciego, Álava. Se trata de un proyecto menor del arquitecto, probablemente, pero me toca de cerca, está en la D.O. C. Rioja, y he vivido de cerca también la polémica que siempre suscitan los proyectos de Gehry.

Se trata de un hotel- spa de lujo en un pequeño pueblo de viticultores en la Rioja Alavesa, cuya silueta y economía han cambiado para siempre. Las visitas al hotel y la bodega a la que pertenece son una lluvia constante y pese a la oposición primera de los habitantes de Elciego se ha convertido en un foco de atracción internacional para el turismo. Los colores del vino en sus cubiertas curvas y los volúmenes cúbicos en piedra parecen inconfundibles de nuevo.

1405-aeh-proyectos-de-premio-tres

Gehry simboliza para muchos el prototipo del "arquitecto estrella", que vende su producto, con o sin valor arquitectónico en él; pero ante todo hay que reconocerle que es un gran vendedor de sí mismo y de sus proyectos, y sus obras son referentes tanto en Europa como en América. No sé si el Premio Pritzker que ya posee o el Príncipe de Asturias son premios a su arquitectura o a su forma de ejercer un oficio, pero sin duda la suya es una carrera de premio. Quizá estas tres ideas sobre Gehry podrían ser treinta, y quizá todos deberíamos ocuparnos más de nuestra marca, de nuestra actitud a la hora de acometer los proyectos y de "venderlos".


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Eva Zorzano (@evazzm), arquitecto

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad