Post
anterior

Otra perspectiva

Eva Zorzano Zorzano A escala humana
10 Abr. 2015 0 comentarios

blogs_image_post_detail

Estos días de vacaciones pasados, yo tenía planeado un montón de trabajo y poca cosa más la verdad, pero al final, como suele suceder, poco de lo planificado fue lo que pude hacer, y decidí sobre la marcha que iba a descansar, solo eso, descansar...

Además, como a veces parece que las cosas suceden y se tuercen todas a la vez, el miércoles víspera de Jueves Santo y sin posible remedio, mi smartphone se fundió, literalmente, y estuve cuatro días sin móvil... Lo cual, pasada la ansiedad del primer momento, me hizo pensar que quizá estas cosas suceden porque es mejor, porque me hacía falta desconectar y mirar menos la pantalla del teléfono y más a mi alrededor.
Y estos días de desconexión me han dejado tiempo para mirar más y para ver las cosas con otros ojos, con perspectiva, e incluso para hacer cosas que hacía tiempo que no hacía, cosas muy sencillas, ver la tele, pasear, hablar sin prisa...

Y sin buscarlo, o sin ser consciente de hacerlo, he encontrado algunas miradas nuevas (para mí, nuevas) que he descubierto y redescubierto estos días, en tres mujeres, fuertes mujeres, que me parecen inspiradoras y relevantes, por su fuerza y su ejemplo.

Primero, como os contaba antes, haciendo algo tan simple como ver la tele, descubrí una serie, que seguro que todos conocéis, pero que a mí me ha encantado, porque no veo mucha televisión y no suelo seguir series, Borgen. Su protagonista, primera ministra de Dinamarca, y sus disyuntivas y el compromiso con sus objetivos y sus ideales me han enganchado, también los debates que surgen en torno a la figura de la mujer en primera linea de dirección, política en este caso.

Por otro lado, me han dado mucho que pensar las exposiciones de dos artistas, que visité este último mes. Una en Logroño, de una artista riojana llamada Lucía Landaluce que hace un año nos dejó con 45 años, cuya obra refleja trabajo, expresión y fuerza, y un lenguaje propio y profundo y gran compromiso con su arte y su forma de expresarse.
Por otro, la de Nikki de S. Phalle, en el Guggenheim en Bilbao. Famosa, llamativa, expresiva y, lo que me parece más importante, gran dominadora de los medios de comunicaic´çon.
Ambas me han fascinado, dos miradas distintas, para mí, una más íntima, privada y la otra interpeladora, provocadora...

Y es que los días en off que he pasado, me han dejado pensar y ver las cosas con otra mirada, con la de otras mujeres, con más distancia y mucho más arte, y qué bien sienta.

Yo vuelvo, hoy, con una nueva mirada, renovada y con más fuerza, con otra perspectiva.

Os deseo lo mismo, una gran semana womenali@s!

Publicidad
Publicidad
  • Con la colaboración de:
  •  logo-evo
  • Descarga nuestra APP:
  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play