Post
anterior
Siguiente
Post

Hablemos

Eva Zorzano Zorzano A escala humana
24 Jul. 2014 0 comentarios

blogs_image_post_detail

1407-aeh-hablemosAhora llegan los días de descanso para muchos, vacaciones de sol, días de calor, días de no hacer muchas cosas pero de disfrutarlas más,... estos días son una oportunidad fantástica para hablar, charlar con los que tenemos alrededor, de cosas importantes y de tonterías, de lo que hemos vivido durante el invierno y no nos ha dado tiempo ni a comentar y de lo que pensamos para futuro y también queremos compartir.

Leía hace unos días sobre los beneficios que para la salud tiene el hablar, para el desarrollo de nuestra inteligencia, para mejorar nuestra empatía y a veces también como terapia: comunicarse y poder transmitir a los demás lo que pensamos es muy positivo para nuestra salud psicológica. Incluso, dicen, "hablar solo" es bueno para nuestra concentración (ya decía yo que no podía ser malo...).

De hecho, lo que leí concretamente fue un estudio sobre la mayor facilidad que las mujeres tenemos para comunicarnos entre nosotras y hablar de cualquier tema, y los beneficios que ello tiene en nuestra salud general.

Tengo que reconocer que una de las cosas que más me gusta hacer cuando tengo tiempo, e incluso cuando no, es algo tan sencillo y tan barato como hablar. Me gusta muchísimo hablar con mi familia, con mis amigos, con compañeros,... incluso estoy aprendiendo y disfrutando últimamente también de la conversación con los niños (no es que sea una bruja, es que hasta que he tenido mis propios hijos no sabía qué decir a los bebés, ni a los niños, ni de qué hablarles... Vamos, que no era yo muy niñera).

Una de las tradiciones de las mujeres de mi familia en cuanto nos reunimos es poner una cafetera y hablar con un café todo el tiempo que podemos de todo lo que se nos ocurre o nos apetece o nos preocupa. No necesitamos nada más, en cuanto nos juntamos alguien dice "Un café, ¿no?" y si alguien no nos da un toque o alguna obligación no nos reclama podemos estar así horas y horas.

Lo mismo ocurre cuando nos reunimos las amigas, nos falta tiempo para decir todo lo que tenemos que decirnos y nos cortamos unas a otras e incluso mantenemos varias conversaciones simultáneas como si nada, sin molestarnos en absoluto, todas nos entendemos, tenemos tantas ganas de hablar...

Y es que aunque se suele decir que "Uno es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios" y es muy cierto, hablar entre nosotros, comunicarnos, contarnos cosas y provocar emociones en los demás es fantástico y tiene además muchas ventajas.

Lo cierto es que cuanto más hablas con otras personas, más fácil es entenderlas, ponerte en su lugar y comprender muchas de sus reacciones.

Porque lo que se descubre hablando con otros es que somos todos mucho más parecidos de lo que creemos, nos preocupan cosas bastante similares y lo que nos asusta es muchas veces lo mismo, y eso reconforta y hace que no te sientas tan solo (todo esto con muchos matices, también es verdad que hay veces que alguien te cuenta su vida y aunque muestras tu mejor cara de normalidad o de circunstancia por dentro estás diciendo un ensordecedor ¿¿¿¿¿QUÉEEEEEE??????).

Claro que hablar es genial si el que está enfrente te escucha y te sabe entender, y si tú eres capaz de hacer lo mismo. Incluso discutir creo que es sano y libera muchas tensiones.

Es bueno hablar con gente de tu edad e incluso con los de otra generación, ver cómo cada uno nos enfrentamos a los problemas te da mucha amplitud de miras y te ayuda a plantearte las cosas de otra forma a la que tú has hecho siempre. Lo que es horrible es guardarlo todo para ti, hay que guardar siempre una parte para ti, pero sin saturarse.

Ojalá que estos días de calor y más tranquilos me traigan buenas y grandes conversaciones, que no es tan fácil encontrarlas. Es más fácil encontrar quien te dé un discurso del que solo pienses en escapar que encontrar a alguien con quien charlar de verdad.

Y si la conversación no es muy fluida, hay que aplicar el método Rioja, es decir, abrir una botellita de buen vino y ser generoso sirviendo las copas, ¡nunca falla!

Womenali@s, que tengáis una gran semana (y que lo contéis).


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Eva Zorzano (@evazzm), arquitecto

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad
  • Con la colaboración de:
  •  logo-evo
  • Descarga nuestra APP:
  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play