PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Frente al espejo

Eva Zorzano Zorzano A escala humana
9 Oct 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1410-aeh-padresHan pasado unos cuantos días desde que la semana pasada la presidenta del Círculo de Empresarios hiciese unas declaraciones, que llenaron las redes sociales y los periódicos de críticas y de respuestas indignadas, sobre la protección a la madre trabajadora y las políticas de contratación en consecuencia en la empresa privada.

Como el tema me toca muy de cerca, no he querido escribir sobre el tema en caliente. "Cuenta hasta diez", me decían en casa cuando era más joven, "antes de contestar a algo que te ha molestado", "y si no te has calmado al llegar a diez, hasta cien, pero no contestes en caliente", porque era yo un poco más impulsiva que ahora.

Y, después de los días pasados, y más allá de las declaraciones en concreto y del contexto que pudieron inspirarlas, creo que lo que nos indignó tanto de lo que dijo Mónica de Oriol fue la crudeza y la frialdad con la que vimos reflejada nuestra realidad social y laboral.
La misma decepción con la que nos vemos en el espejo y salen a relucir nuestros defectos y nuestras faltas, así es como nos dejó el escuchar a la señora Oriol. Escuchar lo que podemos escuchar al 90% de los empresarios en España, sin que ellos sientan ningún rubor y sin generar ningún escándalo a su alrededor.


Te puede interesar...


Lo más duro, es que lo diga una empresaria, presidenta y representante de empresarios y madre; sinceramente, creo que se espera más de alguien en su lugar.

Cuando escucho estas declaraciones, me pregunto qué cambiará cuando de verdad llegue la mujer a puestos directivos en igualdad por la que tanto se trabaja ahora, qué penosa manera de poner en duda la capacidad y trabajo de toda mujer en los años posteriores a su maternidad si, según ella, no se le puede despedir (dato que además no es cierto). Qué falta de conocimiento de sus congéneres, de su compromiso, esfuerzo, capacidad de adaptación y actitud resistente.

Sin embargo, sigo pensando que hay mucho de realidad en sus palabras, puesto que en nuestro país, donde el paro castiga duramente a la mujer, la conciliación y la protección de la maternidad sigue estando en la lista de "pendientes".

Creo que el problema de fondo es mucho más general que la baja de maternidad o paternidad y la protección de la maternidad en la empresa. Creo que el problema es de toda la sociedad, no de la mujer en edad fértil, sino de la familia, de la protección y la conciliación de la familia con la vida laboral, que ha de afectar e involucrar a todos, no cargar como hasta ahora las responsabilidades y las culpas en la mujer y "su" maternidad.

En uno de mis primeros artículos en este blog, en el que yo hablaba de cómo cambia todo cuando una mujer se convierte en madre, porque es así. Porque cambian muchas cosas en su interior, muchísimas, pero lo que no puede cambiar es su vocación, sus inquietudes intelectuales, sus aptitudes y su capacidad de desarrollarlas.

Lo que cambia es que se desarrolla más su capacidad de organización, su responsabilidad, su compromiso, sus necesidades de conocimiento, su entrega y su dedicación a todas y cada una de las cosas que componen su vida, también su vida laboral, y todo ello no creo que sea negativo para ninguna empresa.

Creo que de una representante empresarial, me hubiese parecido más propio escuchar palabras de aliento a las empresarias, en su mayoría en pymes y autónomas, sin ninguna de esas protecciones de las que habló Mónica de Oriol; de confianza en la capacidad de la mujer para afrontar nuevos retos profesionales además de la maternidad; oírle reclamar más implicación de nuestras representantes políticas, empresariales y sindicales, protección familiar y no femenina; y, como leía a Elena Gómez del Pozuelo, ideas con apertura a las nuevas tecnologías que permitan flexibilizar el trabajo y no limiten o excluyan a nadie por su condición.

(La fotografía del post pertenece a este blog, de una interesante serie de artículos sobre las diferencias de formar una familia en distintos países del mundo).

Que tengáis una gran semana womenali@s.


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Eva Zorzano (@evazzm), arquitecto

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad